El Liceo Digital


          H I S T O R I A    -   I V

Temas de ampliación:    LA “GUERRA FRÍA”

Del bloqueo de Berlín a la construcción del Muro


Utilicen este selector para ir a cada tema y volver al principio.
Antecedentes | El status de Berlín y el Protocolo de Potsdam | El derecho de acceso a Berlín Primeras elecciones políticas en Berlín | Establecimiento del bloqueo de Berlín | El puente aéreo Final del bloqueo | Despues del bloqueo | Reconstrucción política y económica de Alemania Occidental | Establecimiento de la “República Democrátrica Alemana” en Alemania Oriental | La “cuestión de la reunificación de Alemania y el status de Berlín” | Erección del muro de Berlín

Utilicen el Correo electrónico para solicitar los temas del curso que no encuentren aquí.

Este tema ha sido incorporado respondiendo a varias solicitudes recibidas por correo electrónico; que agradecemos especialmente.


ANTECEDENTES.

Punto rojo Al finalizar la II Guerra Mundial, con la delimitación de las zonas de ocupación de Alemania realizada en la Conferencia de Yalta, la ciudad de Berlín - que había sido la capital de Alemania desde mediados del siglo XIX - quedó situada a unos 1.800 kilómetros detrás del límite entre las zonas de ocupación soviética y las de los países occidentales, pero mucho más cerca de la nueva frontera entre Alemania y Polonia.

Sin embargo, de conformidad a lo establecido en los acuerdos de Yalta y Potsdam no quedó sujeta al régimen provisional de gobierno que allí se determinara para las zonas ocupadas. Se estableció para Berlín un régimen provisional conforme al cual la ciudad sería gobernada por una Comisión de Control compuesta por representantes de Francia, EE.UU., Inglaterra y la U.R.S.S.

Punto rojo Hacia 1961, la parte de Alemania que había quedado bajo la ocupación de los países occidentales, había constituído la República Federal de Alemania, con capital en la ciudad de Bonn, bajo un régimen democrático. Con una población del orden de los 53 millones de habitantes, la R.F.A. tenía un sistema de autoridades electivo, imperaban en ella las libertades democráticas, y se habían hecho grandes progresos en el orden económico. La recuperación de la economía alemana, bajo el timón del Ministro de Economía Ludwig Erhart, fue conocida mundialmente como "el milagro alemán".

En la zona de ocupación soviética - con unos 16 millones de habitantes - siguiendo un proceso similar al cumplido con las otras naciones que luego de la guerra fueran ocupadas por su ejército, (Ver los antecedentes de la revolución en Hungría de 1956), se había establecido una “República Democrática Popular”" - denominada República Democrática Alemana, R.D.A. - conforme al modelo de la U.R.S.S. - donde imperaba la economía colectivizada y se reconocía como único partido político admitido al Partido Comunista.

Volver al principio


1945 - EL STATUS DE BERLÍN Y EL PROTOCOLO DE POTSDAM.

Punto rojo Conforme a un documento de acuerdo básico firmado en Londres el 12 de setiembre de 1944, entre la U.R.S.S., EE.UU e Inglatera, quedó sentado el criterio de que la ciudad de Berlín y alrededores no se consideraría parte de ninguna de las zonas de ocupación de Alemania.

Posteriormente, el 26 de julio de 1945, Francia fue admitida como un Estado comparticipante en la ocupación de Alemania; lo cual la U.R.S.S., luego de oponerse enfáticamente, finalmente aceptó a condición de que la zona de ocupación francesa fuera integrada solamente por territorios originalmente asignados a las zonas de ocupación inglesa y norteamericana.

La división originalmente aplicada a toda Alemania, se reprodujo así dentro de Berlín, dividiéndose en 4 sectores, cada uno bajo administración de uno de los países antes mencionados. En las tres zonas asignadas a los países occidentales, vivían unas 2:250.000 personas, y en la zona asignada a los soviéticos, alrededor de 1:100.000.

Punto rojo Antes de llevarse a cabo el ingreso de las tropas occidentales a Berlín, conforme a lo acordado, las fuerzas soviéticas mantuvieron la ocupación exclusiva de la ciudad durante 10 semanas.

En ese período, los soviéticos retiraron de la zona que correspondería a los países occidentales, todas las máquinas y herramientas de las fábricas, los generadores de las centrales eléctricas, casi todos los autobuses, tranvías y vagones de tren subterráneo, y 52 centrales telefónicas con unas 250.000 líneas.

Además, designaron de inmediato un gobierno provisional para toda la ciudad y se ocuparon especialmente de recomponer la fuerza de Policía, integrándola con personas de confianza de los comunistas.

Punto rojo En el Protocolo de Potsdam, firmado por las cuatro potencias combatientes contra Alemania al término de la Conferencia de Potsdam realizada desde el 17 de julio al 2 de agosto de 1945, se acordaron medidas dirigidas a la eliminación total del Partido Nacional Socialista de Alemania (el partido nazi) y para procurar la “eventual reconstrucción de la vida política alemana sobre una base democrática y para la eventual cooperación pacífica de Alemania en la vida internacional”".

Para tal fin, el Protocolo estableció que debía procederse inmediatamente a hacer que se formaran gobiernos locales mediante concejos elegidos por las poblaciones; y que tan pronto como fuera posible se celebrarían elecciones para gobiernos regionales, provinciales y estatales. A esos efectos, se asumía el compromiso de estimular por todos los medios la actividad plural de grupos político-partidarios de ideas democráticas.

Punto rojo En el área económica, el Protocolo de Potsdam establecía que, si bien Alemania no tendría en lo inmediato un gobierno central nacional, sería considerada como una unidad económica y se establecerían dentro del sistema de gobierno de ocupación “ciertos departamentos administrativos alemanes centrales esenciales, encabezados por Secretarios de Estado” (Ministros), los que actuarían bajo la autoridad del Consejo Aliado de Control, que era la autoridad que se establecía para regir en común las cuatro zonas de ocupación militar de Alemania.

Punto rojo El principio básico de que se conservaría la unidad de Alemania restablecida como una nación, aunque con algunos reajustes en sus fronteras, fue un elemento esencial del Protocolo de Potsdam. En una “Proclama al Pueblo Alemán” emitida el 8 de mayo de 1945, Stalin expresó que “La Unión Soviética no se propone desmembrar o destrozar a Alemania”.

Pero la política soviética en ese sentido cambió totalmente, una vez que fue visible que no sería posible implantar el régimen comunista en toda Alemania.

Volver al principio


EL DERECHO DE ACCESO A BERLÍN.

Punto rojo El 14 de junio de 1945, el Presidente Truman dirigió a Stalin un telegrama en el cual exponía los lineamientos conforme a los cuales se procedería al retiro de las tropas norteamericanas que habían ocupado en combate territorios que en Potsdam quedaron asignados a la zona soviética de ocupación; y que, incluso, se habían detenido en su avance, sin entrar en Berlín, en cumplimiento de lo previamente acordado en Yalta.

Debe recordarse que ya hacia el final mismo de la guerra, se desató una verdadera carrera entre los ejércitos soviéticos y occidentales por ocupar la mayor parte de territorio alemán y llegar primero a Berlín; especialmente bajo la insistencia de Churchill que siempre había recelado firmemente acerca del futuro de los territorios que ocupara la U.R.S.S. Pero en Yalta Stalin encontró apoyo en Roosevelt para reservar a los soviéticos la entrada a Berlín y territorios a su occidente.

El telegrama de Truman estipulaba, entre otras cosas, el reconocimiento del derecho de “libre acceso a Berlín, por aire, carretera y ferrocarril, de las fuerzas norteamericanas de Frankfurt y Bremen”; lo cual fue aceptado en la respuesta a ese telegrama cursada por Stalin el 18 de junio de 1945.

El 28 de junio, diez días después, los representantes de los gobiernos de la U.R.S.S., EE.UU e Inglaterra definieron en un documento conjunto, con todo detalle, aquellas carreteras, vías férreas y rutas aéreas situadas entre cada una de las zonas occidentales de ocupación de Alemania y Berlín, que serían usadas para ese propósito.

Punto rojo Los países occidentales interpretaron inmediatamente como parte del derecho de acceso a Berlín, el de transportar hacia dicha ciudad víveres y otros suministros destinados a la población civil; así como el derecho de los habitantes de Berlín a recibir y exportar toda clase de bienes hacia cualquier parte de Alemania, lo que se consideró inherente al estatuto especial de Berlín y asimismo consecuencia de las cláusulas del Protocolo de Potsdam sobre la unidad económica de Alemania.

Pero ya en setiembre de 1945, el comandante de la zona soviética de Berlín, Mariscal Zhulov, notificó a los comandantes de las otras zonas que Alemania del Este no podría continuar suministrando víveres a los habitantes de sus respectivas zonas; con lo cual los habitantes del resto de Berlín pasaron a depender exclusivamente de los víveres provenientes de Alemania occidental.

Volver al principio


1946 - LAS PRIMERAS ELECCIONES POLÍTICAS EN BERLÍN.

Punto rojo En los primeros momentos de la reorganización política de Alemania, surgieron varios partidos, entre ellos uno denominado Partido Social Demócrata, de orientación socialista, un Partido Demócrata Cristiano, un Partido Liberal Democrático, y asimismo el Partido Comunista. En su zona de ocupación, las autoridades soviéticas propugnaron la fusión del partido socialdemócrata con el comunista; lo que dio lugar al Partido de Unidad Socialista, pero ello no ocurrió así dentro de la ciudad de Berlín.

Las elecciones para integrar el Parlamento de la ciudad de Berlín, se realizaron el 20 de octubre de 1946, siendo mayoritario el Partido Social Demócrata con el 48,7% de los votos, seguido del Demócrata Cristiano con el 22,2%, el de Unidad Socialista (comunista) con el 19,8%, y el Liberal Democrático con el 9,3%.

El Parlamento eligió como Alcalde de Berlín a un socialdemócrata, pero debió renunciar en abril de 1947 debido a que fue desautorizado por el Parlamento a raíz de haber hecho una alianza con los comunistas. El 24 de junio de 1947 fue electo como Alcalde de Berlín otro socialdemócrata, Ernst Reuter (que luego alcanzara renombre mundial) pero fue vetado por las autoridades soviéticas y recién pudo asumir el cargo en diciembre de 1948. Por otra parte, luego de las elecciones de octubre de 1946, nunca más fueron permitidas elecciones en Berlín oriental.

Punto rojo De inmediato se desató una contienda por el mando de las fuerzas de la Policía. El Alto Mando Aliado, (la kommandatur) organismo conjunto que gobernaba Berlín, transfirió al gobierno civil de la ciudad el mando de las fuerzas policiales; pero de hecho los mandos policiales continuaron respondiendo exclusivamente a las autoridades soviéticas que los habían designado inicialmente. El gobierno de Berlín pudo asumir realmente el mando policial, poco a poco, sólo en las zonas no soviéticas de la ciudad.

En la zona oriental de Alemania, ocupada por las fuerzas soviéticas, comenzó a actuar de inmediato un grupo de dirigentes políticos comunistas que durante el régimen hitleriano se habían refugiado en la U.R.S.S.; encabezados por Walter Ulbrich, que había realizado cursos de adoctrinamiento político en Moscú entre 1926 y 1929, y luego de haber vuelto a Alemania y haber actuado en el Partido Comunista, al producirse el ascenso de Hitler al poder había permanecido en la U.R.S.S. desde 1937 donde adquirió la ciudadanía soviética. Había regresado en 1945 como coronel del ejército soviético destacado en Alemania.

Su táctica política principal en todas las elecciones de bajo nivel, fue proponer una lista única con un candidato propuesto por ellos. Ulteriormente, al producirse la fusión del Partido Social Demócrata con el Partido Comunista dando lugar al Partido de Unidad Socialista, lograron dominar la integración de las listas y las mayorías electorales; mientras un proceso similar se llevaba a cabo en Polonia, Hungría, Rumania, Bulgaria y Albania.

Volver al principio


1948 - ESTABLECIMIENTO DEL BLOQUEO DE BERLÍN.

Punto rojo Transcurrido un año de la rendición alemana, la economía no daba signos de recomposición. El 6 de setiembre de 1946, el Secretario de Estado norteamericano formuló una propuesta de fusión económica entre las zonas de ocupación norteamericana e inglesa, a la cual se unieron los franceses a condición de que se excluyera la zona industrial del Sarre. Ello dio a los soviéticos el argumento para rechazar incorporar su zona a la fusión. La reestructuración de la economía alemana comprendió una reforma tributaria, el combate de la inflación, la reorganización de los transportes y las comunicaciones, la unificación del servicio de correos, la centralización de la distribución de alimentos y el aumento de la producción industrial permitiéndose el comercio del hierro y el carbón con los demás países europeos.

Luego del anuncio del establecimiento del Plan Marshall para la recuperación europea, en junio de 1947, las tensiones entre las autoridades soviéticas y occidentales en Alemania aumentaron progresivamente.

Los gobiernos occidentales estimularon la reconstrucción política de Alemania occidental, y el 6 de marzo de 1948 fue anunciada la integración económica de las zonas occidentales de Alemania con Bélgica, Holanda y Luxemburgo.

El 6 de junio los gobernadores militares occidentales dispusieron la reforma monetaria que sustituyó al depreciado Reichsmark por el Deutschmark.

También fue modificado el Estatuto de Ocupación, permitiendo la constitución de un gobierno federal alemán electo, como paso previo a la resolución de la cuestión pendiente, del Tratado de Paz con Alemania.

Punto rojo La respuesta soviética a estos movimientos, fue el abandono del Consejo Aliado de Control para Alemania, el 20 de marzo de 1948. El 1º de abril impusieron restricciones al tránsito por carretera y ferrocarril por los corredores hacia Berlín, y el 16 de junio abandonaron la kommandatur de Berlín.

Los gobiernos occidentales habían admitido no hacer extensiva a Berlín la reforma del Deutschmark dispuesta el 6 de junio de 1948, y mantener el Reichsmark, en tanto que se mantuviera el control de la emisión de esa moneda. Las autoridades soviéticas de Berlín rehusaron ese control, y en su lugar emitieron su propia moneda; por lo cual el 23 de junio el Deutschmark fue aplicado a las zonas occidentales de Berlín.

Punto rojo El 24 de junio de 1948, las autoridades soviéticas procedieron a cortar totalmente las rutas terrestres y acuáticas entre Berlín y las zonas occidentales de Alemania, iniciando lo que se denomina “El bloqueo de Berlín”.

Volver al principio


1948/1949 - EL PUENTE AÉREO DE BERLIN.

Punto rojo La situación suscitada por el bloqueo de Berlín produjo una enorme tensión entre la U.R.S.S. y las potencias occidentales, y fue uno de los hitos de la Guerra Fría.

En occidente se consideró que era claro el objetivo soviético de forzar a los gobiernos de EE.UU. Inglaterra y Francia, a salir de Berlín, tomando como rehenes a los berlineses de sus respectivas zonas, a quienes se dejaba sin alimentos. Las potencias occidentales, en la alternativa de recurrir a la fuerza militar como medio de reabrir las rutas de superficie a Berlín para reabastecer a la población civil de la ciudad, optaron por montar un plan extraordinario de abastecimiento por aire, que fue inmediatamente designado como “el puente aéreo de Berlín”.

Punto rojo Durante los siguientes 11 meses, los aviones de transporte - que entonces eran a hélice - especialmente los C-54 de fabricación norteamericana pero piloteados también por aviadores ingleses y franceses - hicieron 277.728 vuelos a Berlín en los que transportaron 2:343.301 toneladas de alimentos y otros suministros.

72 aviadores, 31 de los cuales norteamericanos, perdieron la vida en accidentes ocurridos en el puente aéreo.

Punto rojoLa respuesta de la población de las zonas occidentales de Berlín, liderada por el Alcalde Ernst Reuter, fue considerada casi heroica.

Las autoridades soviéticas de Berlín organizaron un programa de suministro de alimentos a los berlineses que se registraran como habitantes de la zona oriental, pero solamente unos pocos lo hicieron.

Entretanto, la población subsistió con gran escasez de alimentos y sobre todo de combustible. Durante varios meses, la energía eléctrica solamente era suministrada durante 3 horas al día. En el período invernal, practicamente no existió calefacción.

Punto rojo El 30 de noviembre de 1948, quedó dividido definitivamente el gobierno de la ciudad. Luego de haberse efectuado un primer ataque contra la Alcaldía cuyo edificio estaba en la zona soviética, el 23 de junio - a propósito del establecimiento del Deutchsmark en Berlín - se efectuaron varias asonadas contra las autoridades, habiendo penetrado en el local del Parlamento e hiriendo a algunos diputados.

Ese día 30 de noviembre, la mayoría de los diputados se trasladó a la zona occidental, y en Berlín oriental se estableció un nuevo gobierno municipal provisional, anunciándose nuevas elecciones que nunca fueron realizadas. En Berlín occidental fueron realizadas elecciones para constituir un nuevo gobierno, el 5 de diciembre de 1948; pero las autoridades de Berlín oriental prohibieron a sus habitantes votar en ellas.

El nuevo gobierno de Berlín se instaló en un edificio de la zona occidental, Ernst Reuter volvió a ser designado Alcalde, y se convirtió en el líder de la resistencia berlinesa al dominio soviético.

Volver al principio


1949 - FINAL DEL BLOQUEO.

Punto rojo En la primavera de 1949, la U.R.S.S. llegó a la conclusión de que su esfuerzo por desalojar a los occidentales de Berlín había fracasado, y se establecieron conversaciones reservadas a nivel diplomático en Nueva York.

El 4 de mayo de 1949, se suscribió en Nueva York un documento en que participaron las 4 potencias ocupantes de Alemania, en el cual se establecía que “Todas las restricciones impuestas desde el principio de marzo de 1949 por el gobierno de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas sobre comunicaciones, transporte y el comercio entre Berlín y las zonas occidentales de Alemania, y entre la zona oriental y las zonas occidentales, serán eliminadas en 12 de mayo de 1949”.

Poniendo en vigor ese acuerdo, el 9 de mayo de 1949 el gobierno militar soviético de Alemania emitió una Circular Nº 56 levantando esas restricciones.

El final del bloqueo de Berlín fue recibido con muestras de alivio y expresiones de agradecimiento de los berlineses, hacia los países que mantuvieron el puente aéreo.

Punto rojo En el aeropuerto berlinés de Tempelhof, uno de los más utilizados por los aviones que operaron el puente aéreo, fue levantado un gran monumento en el cual fueron inscriptos los nombres de los pilotos que habían muerto durante él. Se constituyó una Fundación designada “Gratitud al abastecimiento aéreo”, que subsidió la educación de los hijos de esos pilotos, y les proporcionó becas para asistir a la Universidad Libre de Berlín.

Esa Universidad había sido creada durante el abastecimiento aéreo, con profesores y alumnos de la antigua Universidad de Berlín que quedó en el sector soviético, y que emigraron al oeste. La Universidad Libre de Berlín, que celebrara sus primeras clases en un antiguo edificio sin calefacción y alumbrándose con velas, contaba pocos años después con más de 12.000 alumnos la cuarta parte de los cuales provenían de Alemania oriental; y llegó a ser considerada una de las instituciones universitarias de más alto nivel en todo el mundo.

Punto rojo En los EE.UU., los alumnos de las escuelas formaron un fondo con contribuciones voluntarias, para fabricar una réplica de la Campana de la Libertad que se custodia en el Pabellón de la Independencia, en la ciudad de Filadelfia y que en 1776 tocó para anunciar la firma de la Declaración de la Independencia de los EE.UU. Esa campana fue obsequiada la nueva Alcaldía de Berlín, y pasó a ser tocada todas las tardes en recordatorio del Puente Aéreo.

Punto rojo Terminado el bloqueo, la ciudad de Berlín, en el marco del Plan Marshall, emprendió una gran actividad para reconstruir la ciudad. Las ruinas y escombros que todavía se encontraban fueron despejadas, se reconstruyeron los parques públicos y se proveyó de nueva maquinaria a las fábricas.

Una nueva central de energía eléctrica había sido construída durante el bloqueo, con enormes generadores cuyas piezas fueron transportadas una a una por vía aérea. Fueron edificadas decenas de nuevos edificios de viviendas, oficinas y hoteles.

En algún tiempo, la ciudad de Berlín recuperó su posición como gran ciudad industrial de Europa; y fueron creados más de 320.000 nuevos empleos. Hacia 1961, más de 200.000 berlineses tenían automóvil propio.

Volver al principio


DESPUÉS DEL BLOQUEO.

Punto rojo El fin del bloqueo no significó en absoluto la terminación de las tensiones en Alemania ni en Berlín.

Casi inmediatamente, en enero de 1950, comenzó lo que se llamó “el segundo bloqueo de Berlín”, mediante acciones graduales que entorpecían el transporte hacia la ciudad, consistentes en la implantación de revisiones exageradas, que producían grandes demoras en el despacho de los vehículos, creando gigantescas “colas” de camiones en los puestos de control.

Además de establecer una intensa propaganda dirigida a atemorizar a los berlineses, en 1955 las autoridades soviéticas elevaron en gran medida los impuestos que debían pagarse como derechos de tránsito entre Berlín y Alemania Occidental.

Volver al principio


LA RECONSTRUCCION POLÍTICA Y ECONÓMICA
DE ALEMANIA OCCIDENTAL.

Punto rojo Mientras, en Alemania occidental progresaba la reconstrucción política. El 1º de setiembre de 1948 se había reunido por primera vez en la ciudad de Bonn, el Consejo Parlamentario presidido por el ex-Alcalde de la ciudad de Colonia, Konrad Adenauer, con el cometido de redactar una Constitución provisional de Alemania, que quedó terminada en mayo de 1949. Bajo la misma, se realizaron el 14 de agosto de 1949 las primeras elecciones libres desde 1932.

Punto rojo El 21 de setiembre de 1949 nació la República Federal de Alemania, siendo Canciller Konrad Adenauer, jefe del Partido Cristiano Demócrata Alemán. A partir de 1950, la R.F.A. fue ocupando un lugar en la comunidad internacional.

Punto rojo El 26 de mayo de 1952, las tres potencias occidentales suscribieron convenios en los que, no habiéndose formalizado el Tratado de Paz, pusieron término al Estatuto de Ocupación y establecieron la finalización del régimen de ocupación a partir del ingreso de Alemania a la N.A.T.O.; pero salvaguardaron su derecho a estacionar fuerzas armadas en territorio alemán para la defensa de Berlín. El compromiso aliado de mantener fuerzas armadas en Berlín fue ratificado el 27 de mayo de 1952, en una declaración que consideraba cualquier ataque a Berlín como un ataque contra ellas mismas.

La R.F.A. fue admitida como parte de la N.A.T.O. el 3 de octubre de 1954, bajo ciertas restricciones en cuanto a sus armamentos y a su acción militar. El Canciller Adenauer asumió el compromiso expreso de que Alemania no desarrollaría armas atómicas, biológicas o químicas; se comprometió también a no fabricar proyectiles dirigidos de largo alcance, aviones de bombardeo estratégico ni buques de guerra de gran tamaño, sin autorización aprobada por los 2/3 de los miembros del Consejo de la Unión Europea Occidental.

Punto rojo Alemania Occidental ingresó en la Comunidad Económica para el Carbón y el Acero, así como el el Mercado Común Europeo. Obtuvo con el paso de algunos años, una posición líder en la economía mundial, manteniendo el Marco como una de las monedas más fuertes y estables del mundo hasta el advenimiento del Euro.

Luego del proceso histórico que terminó con la caída del sistema comunista en Alemania Oriental, se produjo la unificación del Alemania en torno a la R.F.A., lo cual requirió una enorme esfuerzo económico a esta última, debido a las grandes diferencias de nivel de ambas economías.

Volver al principio


EL ESTABLECIMIENTO DE LA “REPÚBLICA DEMOCRÁTICA ALEMANA”
EN ALEMANIA ORIENTAL.

Punto rojo En el sector oriental de Alemania, el 7 de octubre de 1949 se estableció un gobierno de tipo comunista y se procedió a una activa militarización. Bajo el nombre de “Policía del Pueblo” (conocida como “Vopo” por su denominación de “VolksPolitzei”), el ejército de Alemania Oriental comenzó a constituirse en la primavera de 1950. A fines de 1953, con una población de algo menos de 17 millones de personas, había una fuerza militar de 140.000 hombres, más 100.000 en la V.P. y una fuerza aérea.

Entre 1954 y 1955 las atribuciones de las fuerzas de ocupación soviética fueron nominalmente transferidas al gobierno de la R.D.A., incluyendo los controles de las fronteras con la R.F.A. y Berlín.

Punto rojo Sin embargo, resultó evidente que el gobierno comunista tenía grandes resistencias en Alemania oriental. El 17 de junio de 1953 estalló una importante huelga en Berlín oriental y en varias otras ciudades, especialmente dirigida por obreros de la construcción y de las fábricas, en protesta por la implantación de nuevas normas de trabajo; para reprimir las cuales fueron llamados en auxilio los tanques soviéticos, como luego ocurriría en Hungría y en Checoslovaquia.

Punto rojo La fuga de personas hacia occidente, fue una constante en Alemania oriental. En los 16 años siguientes al bloqueo, se calcula que salieron ilegalmente de ella unas 3:300.000 personas. Desde que en 1949 se implantaron registros, fueron contabilizados 2:600.000 refugiados de Alemania oriental en la R.F.A. y Berlín occidental.

Desde 1953, comenzó a establecerse en la frontera entre las dos Alemanias una zona de tierra arada, en cuyo centro se instalaron barreras de alambre de púas con torretas en que estaban situados tiradores equipados por armas de mira telescópica.

Punto rojo Sin embargo, los que lograban llegar a Berlín podían cruzar con cierta facilidad a la zona occidental a pie o por el tren subterráneo, haciéndose pasar por un trabajador de la otra zona, pero debían evitar llevar equipaje. Pero si alguien era sorprendido en esa actitud, era castigado con la cárcel; y también eran afectados los familiares de los refugiados que se quedaban en el país.

El número de refugiados de Alemania oriental en Berlín llegó a ser de alrededor de 4.000 personas por semana, entre ellos un alto porcentaje de profesionales universitarios y trabajadores muy calificados, tanto hombres como mujeres.

Volver al principio


LA “CUESTIÓN DE LA REUNIFICACIÓN DE ALEMANIA
Y EL STATUS DE BERLÍN".

Punto rojo En el último trimestre de 1958, se reiniciaron las tensiones en torno a Berlín. En un discurso pronunciado el 10 de noviembre, otro del 26 y una nota dirigida a los países de occidente, el 27 de noviembre de 1958, el entonces Primer Ministro soviético Nikita Jrushchev declaró nulos y sin valor todos los acuerdos concertados entre la U.R.S.S. y las potencias occidentales en relación a Berlín; y exigió el retiro de las fuerzas militares occidentales en el plazo de seis meses.

Allí expresaba el concepto de que “la solución más correcta y natural” consistía en que la ciudad de Berlín pasara en su totalidad a formar parte de la R.D.A., al tiempo que anunciaba que la U.R.S.S. se aprestaba a suscribir un Tratado de Paz con la Alemania Oriental, en el cual le asignaría el control total de todas las rutas de acceso a Berlín.

Punto rojoEl 31 de diciembre de 1958, los EE.UU. rechazaron terminantemente el planteo soviético, y también lo hicieron Inglaterra y Francia. El 10 de enero de 1959, Jrushchev propuso celebrar una “conferencia cumbre” sobre el tema de Berlín, con participación de las dos Alemanias. La conferencia fue aceptada, y se reunió en Ginebra el 11 de mayo de 1959.

Allí las potencias occidentales propusieron un “Plan de Paz” para toda Alemania, en varias fases. La U.R.S.S. rechazó de inmediato ese plan, y en su lugar propuso otro, consistente en la firma por separado de sendos Tratados de Paz con lo que denominaba “los dos Estados alemanes” y dejar librado a negociaciones entre ellos el tema de la reunificación. Entretanto esas negociaciones se concretaban, proponía dar a Berlín el estatuto de “ciudad libre y desmilitarizada” poniendo fin a la presencia de tropas occidentales en ella.

Punto rojo Este proceso se vinculaba con otros planteos soviéticos impulsados por Jrushchov, que comprendían la disolución de la N.A.T.O. y la eliminación de todas las bases norteamericanas en Eurasia.

En contrapartida, los soviéticos proponían retirar sus ejércitos al territorio de la U.R.S.S.; lo que dio lugar a que se señalara que, mientras desde los EE.UU. las distancias eran del orden de los 5.000 kilómetros, para la U.R.S.S. volver a ocupar Europa sería cuestión de horas.

También se señalaba que los occidentales tenían destacados en Berlín unos 11.000 efectivos, los que estaban rodeados por lo menos por 22 divisiones soviéticas equipadas con tanques, más el ejército de Alemania oriental.

Punto rojo Como expresiones de la tensión reinante, en los días 1º de mayo de 1959, 1960 y 1961, las tropas del ejército alemán oriental desfilaron en Berlín oriental haciendo un gran despliegue de sus modernos armamentos. En agosto de 1961, grandes cantidades de tropas del ejército alemán oriental equipadas con tanques, fueron ostensiblemente instaladas en Berlín oriental.

Punto rojo La Conferencia cumbre de Ginebra colapsó el 5 de agosto de 1959, luego que se interrumpiera el 20 de junio y el 13 de julio, sólo para fijar nuevos aplazamientos.

Punto rojo Desde el 15 al 27 de setiembre de 1959, Nikita Jruschev realizó su célebre visita a los EE.UU., durante la cual incluso visitó Hollywood y se exhibió en la TV junto con famosas estrellas del cine — como Marilyn Monroe — anunciando que en 15 años la U.R.S.S. superaría a los EE.UU. en todos los terrenos, y que "enterraremos a los capitalistas".

En las reuniones realizadas con motivo de la visita de Jrushchev, se acordó realizar una gran Conferencia Cumbre de los 4 Grandes a iniciarse en París el 15 de mayo de 1960.

Punto rojo Si bien todos los participantes se encontraron allí, Nikita Jrushchev la declaró cancelada a raíz del incidente del derribo sobre territorio de la U.R.S.S. del avión U-2 perteneciente a la C.I.A. norteamericana, piloteado por Gary Powers.

Punto rojo La cancelación de la proyectada Cumbre sobre las cuestiones del Tratado de Paz con Alemania y status de Berlín, no impidió que Jrushchev dejara de insistir en la urgencia de su resolución.

Entre el 3 y el 4 de junio de 1961, habiendo llegado Kennedy a la Presidencia de los EE.UU., promovió una reunión informal con Jrushchev en Viena, para “intercambiar opiniones”; las conclusiones de las cuales fueron calificadas luego por Kennedy como “sombrías”.

Jrushchev entregó a Kennedy el 4 de junio, en Viena, un documento rotulado “Aide-Memoire” (Ayuda-memoria), en el cual se contenían expresiones sumamente agresivas hacia la R.F.A., se insistía en el plan de desmilitarizar Berlín y se reiteraba el propósito soviético de firmar un Tratado de Paz por separado con Alemania oriental.

Punto rojo La respuesta occidental fue sumamente enérgica. A solicitud del Presidente Kennedy, el Congreso norteamericano autorizó el inmediato refuerzo de las tropas norteamericanas en Berlín occidental, lo cual fue seguido por los demás miembros de la N.A.T.O.

El entonces Vicepresidente norteamericano, Lyndon Johnson, viajó a Berlín como emisario especial de Kennedy, para llevar a los berlineses las seguridades del apoyo norteamericano.

Volver al principio


ERECCIÓN DEL “MURO DE BERLÍN”.

Punto rojo A nivel de la población, solamente en julio de 1961 se refugiaron en Berlín occidental más de 30.000 berlineses orientales. El gobierno de Berlín oriental tomó medidas para restringir el desplazamiento de unos 50.000 berlineses orientales que trabajaban a diario en la zona occidental. Pero en los primeros 12 días de agosto de 1961, los refugiados fueron más de 22.000. En la noche del 12 a 13, fue construído el “muro de Berlín”; y fue totalmente prohibida la circulación de personas entre los sectores de Berlín.

Punto rojoEl Muro de Berlín inmediatamente pasó a ser un símbolo de la separación entre los dos mundos que estaban representados a cada uno de sus lados. Con el paso del tiempo, igualmente muchos intentaron atravesarlo para llegar a occidente, de los que centenares murieron en el intento. Y, cuando finalmente fue derribado el 9 de noviembre de 1989, su caída pasó a considerarse representativa del fin de la Guerra Fría.

Punto rojo Pero, a la luz de los hechos posteriores, se hizo evidente que la crisis de Berlín de 1961 había sido una manifestación más de la pulseada de Nikita Jruschev con los EE.UU. Pocos meses después, ella llegaría a su punto culminante con la crisis de los misiles instalados en Cuba, la firme reacción de los EE.UU. y su presidente Kennedy; y el aflojamiento de las tensiones que siguió al retiro de los misiles soviéticos y a la ulterior caída de Nikita Jruschev como jefe del gobierno de la U.R.S.S.

Volver al principio


Fuente principal: "Berlín, 1961 - Antecedentes." Publ. por U.S. Dept. of State, 1961.

Líneas rojas


Temas de Historia


Materias de Cuarto año

Líneas azules